¿Sabes qué consecuencias puede tener alquilar un piso turístico sin licencia en Barcelona?

Alquilar piso turístico sin licencia en Barcelona Lodging Management

¿Sabes qué consecuencias puede tener alquilar un piso turístico sin licencia en Barcelona?

Si alguna vez se te ha pasado por la cabeza alquilar un piso turístico sin licencia en Barcelona, es que seguro desconoces las sanciones a las que te enfrentas. Cuando tienes un inmueble vacío o piensas ausentarte por un tiempo de tu vivienda, sacarle partido con el arrendamiento puede ser una buena idea pero desde Lodging Management, con amplia experiencia en la gestión de apartamentos turísticos en Barcelona, hoy queremos sugerirte que tengas muy presentes las leyes y normativas vigentes. Si rechazas la posibilidad del alquiler residencial y también el alquiler por meses, has de saber que para arrendar tu piso a turistas debes contar siempre con la preceptiva licencia que otorga el Ayuntamiento de Barcelona. Si no, podrías incurrir en una infracción muy grave que conlleva multas de hasta 600.000 euros.

Alquiler turístico en Barcelona: ¿legal o no?

Para que evitar las consecuencias de alquilar un piso turístico sin licencia en Barcelona, el requisito común en toda España es declarar a Hacienda los ingresos del alquiler pero, en última instancia, estos pisos son regulados por las Comunidades Autónomas y, en Cataluña, se ha de cumplir también lo que dice el Decreto 159/2012. Esta normativa considera viviendas turísticas las cedidas por el propietario de forma reiterada y a cambio de una cantidad económica para una estancia igual o inferior a 31 días. Para llevar a cabo el alquiler, se requiere una comunicación previa al Ayuntamiento correspondiente, que puede aceptar o no dar de alta el piso en el Registro de Turismo de la Direcció General de Turisme de Catalunya, concediendo la licencia pertinente.

Por ende, son consideradas ilegales las viviendas turísticas que no hayan comunicado previamente el inicio de su actividad o que no hayan sido anotadas en el Registro de Turismo por el consistorio competente. También son ilegales si están prohibidas por la ordenación de usos municipal, por los estatutos de la comunidad de propietarios respectiva o por el título constitutivo de la propiedad horizontal inscrito en el Registro de la Propiedad.

Si no quieres alquilar un piso turístico sin licencia en Barcelona y aún no has llevado a cabo todos los trámites que te explicamos, has de conocer que la vivienda ha de contar obviamente con la cédula de habitabilidad, cumplir las condiciones técnicas y de calidad exigibles y estar debidamente acondicionada para su uso inmediato. Si cumples estos requisitos, podrás someterte ya a la revisión del Ayuntamiento barcelonés para conseguir la autorización correspondiente y arrendarla como piso turístico. Y es que la Ley 13/2002 de Turismo de Cataluña recoge multas que van de los 60.000 a los 600.001 euros por alquilar viviendas turísticas sin licencia, además del cierre temporal o definitivo de la actividad. El afectado puede recurrir en la Justicia ordinaria.

Cómo persigue el Ayuntamiento de Barcelona los pisos turísticos sin licencia

El consistorio barcelonés cuenta con un amplio equipo de visualizadores e inspectores para garantizar que se cumple la normativa. Los primeros son un cuerpo de agentes que buscan en las distintas plataformas de internet anuncios de pisos sin licencia y luego visitan la zona para comprobar en qué condiciones se están alquilando. Mientras, los inspectores, que superan el centenar este año en la ciudad, peinan literalmente las calles en busca de esos apartamentos ilegales. Los pisos clausurados en los últimos meses por el gobierno de Ada Colau superan el millar.

Además de cerrar pisos turísticos sin licencia, el consistorio barcelonés remite a plataformas como Airbnb una lista con los usuarios que ha identificado como posibles infractores, para que sus anuncios sean retirados de internet. La presión aumenta de tal forma que la empresa californiana no solo procede a esa eliminación de anuncios sino que también adopta medidas preventivas. Los nuevos anfitriones tendrán que indicar, antes de alquilar su piso, si el inmueble debe estar registrado por ley en su respectivo territorio, además de dar su consentimiento para que datos como su nombre, dirección y DNI puedan ser compartidos con el Ayuntamiento de Barcelona y otras autoridades locales y regionales. Airbnb recuerda además, en cada caso, la normativa local sobre turismo aplicable para verificar que los alojamientos cumplen con la legislación y seguir colaborando así con la Administración.

¿Te queda alguna duda sobre los riesgos que conlleva alquilar un piso turístico sin licencia en Barcelona? En Lodging Management no solo tenemos todas las respuestas sino que utilizamos nuestra amplia experiencia en gestión de apartamentos turísticos para encontrar siempre la mejor solución para ti. Y es que contar con licencia para el alquiler turístico no es la única manera de sacar partido a tu vivienda vacía, también puedes sopesar las lucrativas posibilidades, por ejemplo, del alquiler temporal o por meses. Consúltanos y ¡estaremos encantados de informarte!

No Comments

Post A Comment